Uruguay: El PIT CNT se opone a la principal iniciativa del nuevo gobierno y defiende el derecho a huelga

PIT-CNT planteó en el Parlamento su rechazo absoluto a LUC

El orden del día de la Comisión Especial para el estudio del proyecto de ley con declaratoria de urgente consideración, para este feriado 18 de mayo, evidenciaba lo inocultable: el PIT-CNT  disponía de solo 30 minutos para explicar sus consideraciones sobre una mega ley de 501 artículos sobre Seguridad, Educación, Aspectos Económicos, Empresas Públicas y Unidades Reguladoras, Funcionamiento del Estado, Relaciones Laborales y Seguridad Social y Políticas Sociales. «Absurdo ¿verdad?», reflexionó un integrante del Secretariado Ejecutivo horas antes de asistir a la instancia parlamentaria. Por su parte, el presidente de la central sindical, Fernando Pereira, dijo en rueda de prensa en el Parlamento que no es lógico que a una organización sindical que cuenta con 400 mil afiliados se le destine un espacio de tiempo tan exiguo para expresarse sobre un proyecto que afecta tantas áreas de la vida del país.

De todos modos y con este escenario, el movimiento sindical presentó un documento – Síntesis_LUC_-_final.pdf – en el que resumió en 5129 palabras y 13.302 caracteres sus percepciones sobre la ley ferrocarril que impulsa el gobierno.

Para el PIT-CNT, es «altamente inconveniente» que se haya presentado la LUC en la actual coyuntura que afecta al país. Asimismo, la delegación sindical marcó sus cuestionamientos en función de los contenidos del proyecto. «No compartimos presentar bajo la forma de urgente consideración un proyecto de más de 500 artículos, que toca prácticamente todos los aspectos de la vida del país y que requeriría plazos de debate, intercambio e información bastante más prolongados que los que prevé la Constitución para estos proyectos».

La central sindical entiende que en el contexto actual, «no sólo no es posible tener ámbitos mínimos de intercambio respecto a los temas que se proponen, sino que además, éstos no son los temas de urgencia en este momento. El debate urgente hoy debería girar en torno a cuáles son las mejores políticas para salvaguardar el aparato productivo con sus puestos de trabajo y de qué manera se puede mitigar el impacto sobre quienes están en peores condiciones para afrontar la crisis» y «deberíamos estar discutiendo qué medidas tenemos que tomar para acompañar a los sectores más débiles», lo que no ocurre en la LUC.

Pereira informó a los medios que el PIT-CNT fue «contundente» ante los legisladores en plantear su «rechazo a toda modalidad de limitación de los derechos y en particular en este caso al derecho de huelga», la necesidad de «fortalecer las empresas públicas», de construir «un debate amplio sobre cuáles son las urgencias».

Pit cnt 25El presidente de la central sindical recordó que Uruguay tiene en este momento más de 200 mil trabajadores en el seguro de paro. «Esa una urgencia, el trabajo; Uruguay  tiene cerca de 400 mil hogares o personas ganando menos de 20 mil pesos líquidos, y esa es una urgencia; Uruguay tiene gente que está entrando a la pobreza. Se calcula que más de 100 mil uruguayo han entrado o han pasado el umbral de la pobreza y ésta es una urgencia». En este sentido, incluyó otros sectores que están atravesando una coyuntura de extrema dificultad en materia laboral como los feriantes, monotributistas, los trabajadores ambulantes, las camionetas escolares, entre otros. «Son éstas las urgencias que el movimiento sindical cree que se deberían considerar hoy en el Parlamento, pero por el contrario, no encontramos en el articulado de la ley, temas que refieran a las urgencias, dolores y sufrimientos de los uruguayos, de forma tal, que hemos rechazado la ley tanto por la forma como por el contenido».

De acuerdo a lo manifestado por la delegación del PIT-CNT ante el Parlamento, quedó claro que los cuestionamientos son de forma y contenido.

Derecho de huelga

Pereira señaló a los medios que si lo que pretendía el gobierno con este proyecto era limitar las ocupaciones de lugares de trabajo, «deberían haber escrito ocupación de los lugares de trabajo y no dejarlo a libre interpretación», ya que de la manera que está redactado, «queda lo suficientemente amplio para haya múltiples interpretaciones, se deteriore y se vulnere un derecho tan fundamental y humano como es el derecho de huelga». En este marco, el presidente del PIT-CNT enfatizó que para la central sindical, la LUC es «un proyecto regresivo para los uruguayos y particularmente para los uruguayos con mayor vulnerabilidad».

Esta tarde los representantes sindicales reiteraron que en los próximos días, la Mesa Representativa definirá las características de una movilización que -posiblemente- se realizará el 4 de junio, para colocar en clave de debate nacional cuáles son «las verdaderas urgencias de la gente», al entender que «hoy lo urgente es la gente y en este proyecto no está la gente y ni sus principales preocupaciones».

Debilitamiento de las empresas públicas

En su documento, el PIT-CNT dejó establecido que en el proyecto de LUC se visualizan «líneas comunes» que rechaza. «En varios ámbitos se reduce la participación de las organizaciones sociales, se desconocen espacios de negociación y diálogo social existente, y se centralizan las decisiones; atentando contra la calidad democrática de las mismas. La idea de disminuir el rol del Estado también se manifiesta en varios planos; algo bastante paradójico en momentos en que el rol del Estado es fundamental para afrontar una crisis como la que estamos atravesando y donde vienen siendo los países con mayor alcance en las políticas públicas, los que mejor preparados están para paliar con la gravedad de la situación. El debilitamiento de las empresas públicas, las propuestas de desregulación de algunas funciones del Estado y en general, el recorte y restricción del gasto público, son propuestas que van en esta línea. En el mismo sentido se ubica la propuesta de disminución de la plantilla de trabajadores, lo que va en detrimento de  la función pública. En cuanto a condiciones de trabajo en el sector público, el proyecto avanza y profundiza la flexibilización y precarización laboral, aumenta las discrecionalidades y desconoce los ámbitos democráticos en los que se deben procesar estos debates. Rechazamos también todo intento de limitar o cercenar el derecho de huelga y los piquetes como una extensión de mismo, como se pretende con el Art. 398 contraviniendo la propia Constitución y las Normas Internacionales de la OIT».

Consejos de Salarios

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, fue quien planteó los puntos de vista centrales del movimiento sindical sobre la LUC ante la comisión especial parlamentaria. Posteriormente, en rueda de prensa a la que asistió junto al presidente de la central y a la responsable de organización del movimiento sindical, Laura Alberti, Abdala respondió sobre la convocatoria a los Consejos de Salarios en la actual coyuntura. «Es importante que se sepa que todavía no hay acuerdo de ningún tipo» y que si bien es cierto que cuando se le consultó al PIT-CNT «qué pensaba de una negociación masiva de los Consejos de Salarios en la actual circunstancia, nuestra central consideró que lo razonable era que no hubiera Consejos de Salarios en este momento, pero para eso hay que definir un compromiso muy claro de que el salario real de los trabajadores no se deteriora», y de allí surge el planteo de la prórroga de los acuerdos vigentes. Abdala remarcó que debe quedar claro que en todo caso se debe llegar a un compromiso «que el salario real de la gente no se deteriora».

El secretario general de la central también se refirió a la generación de las condiciones que garanticen qe la gente pueda volver a sus lugares de trabajo y que se impulsen  políticas que impliquen «la reconstrucción del país», la «reactivación de todos los lugares de trabajo», pero «naturalmente que eso lo hacemos también enganchados con la preocupación que el salario real de la gente no se deteriore», remarcó.

Abdala recordó que recientemente el ministro de Trabajo informó que «a la brevedad» se convocará al Consejo Superior Tripartito de la actividad privada, y «allí es bien claro que el Poder Ejecutivo deberá manifestar su opinión, que los delegados empresariales manifestarán su opinión y nosotros como delegación trabajadora haremos lo mismo».

El secretario general del PIT-CNT subrayó que se deben realizar «todos los máximos esfuerzos» para apuntalar el trabajo de calidad. «A nosotros no nos es indiferente que haya unas 180 mil personas en el seguro de paro y que sabemos que no va a estar fácil» pensar en un «reintegro automático». Por tanto, «ahí tenemos una enorme prioridad y a su vez nos vamos a mover para que no se deteriore el poder de compra de los salarios», insistió. En este sentido, recordó que el Poder Ejecutivo, realizó un acuerdo de precios «después de que los precios subieron, es decir que en este primer semestre del año ya hay cierto deterioro del salario real; hay que tomar medidas que protejan el salario de la gente y eso es lo que vamos a discutir en el Consejo de Salarios».

Fuente: Portal PIT CNT

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page