Divanilton Pereira: “La resistencia debe ser el rumbo”

Por Divanilton Pereira*

Exposición en el XIX Congreso de la Central de Trabajadores de Panamá (CNTP)

Es con gran satisfacción que, una vez más, en nombre de la Central de Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB), yo participo de un congreso de la CNTP, de esa vez el XIX.

En nombre del secretario general Alfredo Graell y su equipo yo agradezco esa honrosa invitación. Saludo también al nuevo coordinador de la oficina de fa FSM de las Américas, Ernesto Freire, y a los otros dirigentes de la FSM: Ulisses Nascimento y Luis Chavarria. A través de ellos saludo toda la delegación internacional aquí presente.

Saludo todos los delegados y delegadas de ese congreso reverenciado el mayor legado político, económico y social del siglo XX: El Centenario de La Revolución Rusa. Un acontecimiento que definitivamente pautó en escala universal los derechos sociales en la humanidad contemporánea.

Un siglo después de esa epopeya, el mundo vive los efectos de una de las mayores crisis provocada por el capitalismo. Eso, en una fase ultrafinanceirizada, inviabiliza la producción y violenta el trabajo. La consecuencia es una regresión civilizacional marcada por conflictos, por el desempleo, la suspensión de los derechos y la fragilización de las soberanías nacionales, sobre todo en los países periféricos.

De ese contexto emergen, en la política, fuerzas conservadoras y fascistas que vienen gradual y continuamente acumulando fuerzas en varias partes del mundo.

Bajo el liderazgo del consorcio imperialista, liderado por EUA, los vientos reaccionarios y ultra liberales inician en Latinoamérica y Caribe una fuerte y articulada contraofensiva. Ellos objetivan implantar un neocolonialismo, imponiendo en la región una condición de mera proveedora de bienes primarios, instituido un lugar periférico y rebajado de la región en la nueva división internacional del trabajo.

Tales intentos, como ejemplos, quedan nítidos con el retorno del liberalismo en Argentina, el golpe político en Brasil y la permanente desestabilización contra el gobierno de Venezuela.

Donald Trump, fruto de la pérdida de la dinámica productiva americana en el país, amenaza los termos del acuerdo de las relaciones entre EUA y Cuba.

En Brasil, la cuadrilla que asaltó ilegalmente la presidencia de la república impone draconianas reformas contra el pueblo, particularmente la clase obrera, las organizaciones sindicales y hasta mismo la Justicia del Trabajo.

Aunque haya resistencia social y política, el ilegitimo Michel Temer puso la riqueza nacional a venta y los grandes conglomerados extranjeros son los mayores beneficiados, especialmente el petrolero.

Em esa compleja fase en la lucha de clase en el mundo y en nuestra región, la resistencia debe ser el rumbo. Los trabajadores y trabajadoras con una visión más completa, superando el corporativismo y la dispersión, criarán las nuevas condiciones para la retomada de su protagonismo.

El lema de ese congreso: “Por un desarrollo económico inclusivo y con equidad” es una expresión de esa necesaria combinación.

Manos a la obra!

Vida longa para CNTP!
Vida longa para FSM!

Muchas gracias.

Divanilton Pereira es vice-presidente nacional de CTB y Secretário General Adjunto de la Federación Sindical Mundial (FSM)

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page