Venezuela – Triunfó la paz y la democracia. Victoria popular

Sin lugar a dudas, la demostración del Pueblo venezolano este 15 de octubre es digna de admiración y reconocimiento por toda la comunidad internacional. Más de 11 millones de personas concurrieron con un gran civismo, pacíficamente y sin un episodio de violencia a elegir a los gobernadores y gobernadoras. La Paz y la concordia entre los compatriotas de todas las tendencias del pensamiento, es el bien más importante de nuestra cultura política.

Esta conducta, que aparta la violencia del debate político, es la herencia más importante que le dejamos a las nuevas generaciones.

El cuadro que presentan algunos países matándose y destruyendo las infraestructuras e instituciones, donde el odio es el que marca la pauta, en Venezuela está rechazado por la gran mayoría de los habitantes de esta gran nación bolivariana.

La participación cívica, masiva y en convivencia es nuestro mensaje para el mundo. En Venezuela amamos la paz, defendemos la democracia y promovemos la convivencia pacíficamente. Eso lo hemos demostrando muchas veces.

Respetamos los resultados
Como es nuestra costumbre, respetamos el mandato popular sea cual fuese los números, es nuestro compromiso democrático. Aunque reconocemos la decisión popular eso no implica que no tengamos que hacer el balance crítico de nuestra actuación en los estados donde hemos perdido. Una vez identificados los principales errores cometidos hay que definir la nueva política para la recuperación de nuestro liderazgo y que retome con mayor fuerza las ideas del bolivarianismo y el chavismo.

La guerra económica, los ataque mediáticos y la manipulación de la derecha pro yanqui han hecho daño y han logrado embaucar a una parte del pueblo de esas regiones, pero también la baja efectividad para resolver algunos de los problemas por lo que atraviesa la gente ha desanimado a sectores que equivocadamente han optado por los representantes de la oligarquía.

La confianza demostrada en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, la ratificación de la esperanza en los comicios regionales obliga a una mayor dedicación a los reclamos populares y una mejor eficacia en el desarrollo de los planes.

El enemigo no descansa
Lejos de reconocer este triunfo de la Paz, los enemigos de la Patria seguirán en su empeño de derrocar al Presidente Obrero, desestabilizar el país y propiciar la guerra y el odio que nos divida como nación y por supuesto impida que avancemos en el desarrollo social, económico y político. Ya dieron la primera campanada, no reconocen los resultados electorales, el títere de los gringos en la OEA habla de las elecciones en dictadura, en un claro intento de desprestigiar la democracia venezolana.

Nos toca estar muy alerta y fuul chola con nuestros objetivos fundamentales:

1) Trabajar y trabajar para el aumento de la producción de los bienes y servicios esenciales para el pueblo.
2) Estar en constante movilización política para repeler las manipulaciones y acciones para quebrantar la Paz, y
3) Seguirnos preparándonos para la defensa de la Patria ante la agresión orquestada por el Emperador estadounidense Trump.
4) Diseñar y desarrollar un nuevo modelo productivo socialista.
5) Definir y lanzar con fuerza los 50 productos priorizados para la atención de la familias.
6) Consolidar las conquistas sociales expresadas en la Misiones.
7) Impulsar con toda la amplitud que podamos la contraloría popular para combatir la especulación y saboteo de nuestra economía

Boletín de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores y Trabajadoras VENEZUELA, 16 DE OCTUBRE 2017.Nº

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page