Argentina – Hugo Blasco: “Tenemos que actuar con independencia de clase y tener una estrategia común”

En Argentina se vive una ofensiva muy fuerte contra los trabajadores por parte del Gobierno de Mauricio Macri y de un gran sector del poder judicial. Esta avanzada hacia el movimiento obrero se expresa en intervenciones a sindicatos, en fallos judiciales claramente en contra de los trabajadores, declaraciones del propio presidente Macri contra “la mafia de los juicios laborales” que intenta limitar al trabajador ante los patrones en caso de, por ejemplo, accidentes laborales, entre otras expresiones.Esta ofensiva de las últimas semanas tiene un claro interés que es la de preparar el escenario político para avasallar los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras en Argentina, tal cual se acaba de producir en Brasil con la reforma laboral de Temer y los empresarios brasileros.
A raíz de esto, la Asociación de Abogados Laboralistas de Argentina, una organización de letrados que defienden a los trabajadores, realizó un acto en Buenos Aires para repudiar este ataque y coordinar acciones con gremios y centrales sindicales.
En el acto participaron dirigentes sindicales de la CTA Autónoma, de la CTA de los Trabajadores, de la CGT, dirigentes sociales, diputados nacionales y abogados en un fuerte clima de unidad.
Uno de los oradores fue Hugo Blasco, secretario General de la Federación Judicial Argentina (FJA), miembro de la conducción nacional de la CTA Autónoma y Director de Comunicación del Encuentro Sindical Nuestra America (ESNA).
Blasco remarcó la necesidad de “tener una estrategia común” porque “a nosotros nos identifica nuestra pertenencia a la clase trabajadora, independientemente de la afiliación política que tengamos o no. Tenemos que actuar con toda la independencia de clase por la vigencia de los derechos ya ganados y por la conquista de los muchos que nos faltan todavía alcanzar”.

Intervención completa de Hugo Blasco (FJA – CTA – Autónoma):
Buenas tardes compañeros y compañeras. En nombre de la Federación Judicial Argentina (FJA – CTA Autónoma) saludamos ésta iniciativa de la Asociación de Abogados Laboralistas que ha sido entusiastamente acompañada por un sinnúmero de organizaciones, en el sentido de unificar nuestro accionar frente a un ataque del Gobierno y de sus aliados empresariales, mediáticos y demás, que tiene por objetivo, no la destrucción porque nos necesitan, si no el disciplinamiento incondicional de la clase trabajadora.
Ésta realidad no es algo que sólo ocurre en Argentina si no que es algo que ocurre en el mundo, que viene avanzando durante años y que se comienza a instalar en la región a partir de la asunción de gobiernos de derecha, manifiestamente antiobreros y que no tienen ningún tipo de empacho en llevar adelante las peores políticas.
El caso de Brasil con Temer a la cabeza y el acompañamiento de muchos legisladores, en el que se dispuso el congelamiento del gasto social por 20 años. Podríamos abundar en países hermanos de Nuestra América en los que ser trabajador o representante de los trabajadores se ha vuelto una tarea muy riesgosa.
En Argentina tenemos que pensar que desde la década del 70´ se ha vivido una ofensiva agresiva del capital que tuvo su mayor expresión en dos momentos, la dictadura y los años 90´. El Gobierno tiene varias vías de acción para llevar adelante su cometido, una es la vía legislativa en la que la ley de ART es un caso puntual y que significa un paso más atrás que aquélla originaria, y la otra es atacar nuestras organizaciones.
Ya son seis los sindicatos intervenidos durante éste Gobierno, algo que no ocurría desde la dictadura. Uno de nuestros sindicatos, integrante de la Federación Judicial Argentina, que es el Sindicato Judicial de Mendoza, ha sido intervenido por decisión del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en el mes de Abril.
Es una muestra clara de varias cosas, en primer lugar del nivel de injerencia de vida interna de los sindicatos y en segundo lugar de como ignoran el cuerpo legal de nuestro país, del que dicen respetar.
Otros hechos reciente son el del sindicato de Canillitas, el de los azucareros de Jujuy y muchos otros que están en la mira de éste gobierno. El “pecado” cometido por éstas organizaciones es el de oponerse a la política que intenta avasallar los derechos que les asisten, es así de sencillo, no hay otro motivo.
Por ese motivo es que también atacan a los abogados que trabajan a la par de los sindicatos para defender los derechos laborales, ya sean individuales o colectivos. La novedad es que ahora se la han agarrado con los jueces que defienden la Constitución, la normativa legal sobre los trabajadores, etc.
No soportan que les digan que no o que los contradigan, y en éste sentido hay un tema que tiene que ver con la represión y la violencia y con la complicidad que buscan, hay unos cuantos jueces que criminalizan la protesta y que procesaron una infinidad de compañeros. Ignoran absolutamente el derecho, la Constitución y todas las leyes consagradas.
Lo importante, al margen de las posiciones de cada uno, es tener una estrategia común y que sigamos sumando voluntades, con la unidad de los sectores populares y fundamentalmente de los trabajadores.
A nosotros nos identifica nuestra pertenencia a la clase trabajadora, independientemente de la afiliación política que tengamos o no. En éste sentido tenemos que actuar con toda la independencia de clase que tenemos que demostrar día tras día, que seamos capaces de reconocernos como trabajadores. Por la vigencia de los derechos ya ganados y por la conquista de los muchos que nos faltan todavía alcanzar.

Prensa ESNA

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page