México – Manifiesto de la Nueva Central de Trabajadores (NCT)

¡¡ PRIMERO DE MAYO DE COMBATE CONTRA LA DICTADURA NEOLIBERAL!!

Vivimos tiempos difíciles. A escala mundial se vive una nueva ofensiva del capital que avanza como una plaga: ataca y destruye las conquistas y derechos alcanzados por los trabajadores; despoja de sus bienes a las comunidades indígenas y campesinas; termina de privatizar la infraestructura pública y los recursos naturales y energéticos a favor de las empresas trasnacionales; aviva las guerras entre bloques imperialistas por el control estratégico de las reservas mundiales de los hidrocarburos, el agua y la biodiversidad; provoca pobreza, hambruna, crisis migratorias, destrucción y muerte como nunca antes.

El avance de la derecha neoliberal y la ultraderecha en todo el mundo es su instrumento. América Latina y el Caribe viven esta ofensiva con particular intensidad, después de que en la década pasada la región sur de nuestro continente vivió procesos de cambio que lograron rescatar de manos privadas y extranjeras parte importante de la infraestructura pública y recursos naturales que les habían sido despojados, y procuraban disminuir la desigualdad social.

Esta violenta cruzada en contra de países hermanos como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina ésta fraguada desde los Estados Unidos, que en un intento desesperado por restablecer su hegemonía moviliza a los partidos de derecha y oligarquías locales para desestabilizar los procesos de cambio y deponer a sus regímenes democráticos. Así sucedió en Brasil con el golpe de estado en contra de la presidenta electa Dilma Rousseff.

Esta ofensiva imperial se desenmascara y recrudece con la reciente elección de Donald Trump como presidente de E.U., y amenaza aún más la soberanía y seguridad nacional de nuestro país. La creciente ola de deportaciones de migrantes mexicanos la intención de construir un muro en la frontera norte del país con costo a los mexicanos constituyen agravios inadmisibles en contra de nuestro pueblo.

La imposición de una renegociación del TLCAN, que de por sí ha significado un desastre para México, amenaza con realizarse nuevamente en secreto y terminar siendo aún más favorable a los intereses norteamericanos gracias a los Santanas que tenemos en el gobierno. La política de supremacía nacionalista blanca, racista, xenófoba, neofascista del nuevo inquilino de la Casa Blanca son una amenaza para México y el mundo. En este contexto, la crisis económica y política de nuestro país se acelera y profundiza. Las expectativas de crecimiento económico están por los suelos.

El propio Fondo Monetario Internacional prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crecerá no más del 1.7% durante 2017 y 2% para 2018. Los índices de desempleo en las propias cifras oficiales, que ya están de por sí maquilladas, advierten que la tasa de desocupación cerrará el año en 4.4%, por encima del 3.5% reportado en febrero por el INEGI (el desempleo real ronda el 15%). Por otro lado, la devaluación de nuestra moneda alcanza en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto la espantosa cifra de un 65.15%, mientras que los recortes al gasto público en educación, salud, ciencia y tecnología, PEMEX y CFE, no paran. Mientras, la deuda pública crece a un ritmo delirante: en el gobierno de EPN creció un 14. 1 %, sumando 8.7 billones de pesos, equivalente al 45.7% del Producto Interno Bruto.

La última ola de reformas neoliberales, mal llamadas estructurales, está dirigida a despojar a la nación y el pueblo de lo que resta de bienes comunes y nacionales, pero ha fracasado incluso para los propios objetivos de Peña Nieto. Por más que los funcionarios del gobierno quieran tapar el sol con un slogan, “lo bueno casi no se cuenta pero cuenta mucho”, las y los mexicanos contamos sólo calamidades. Cada vez es más patente la urgente necesidad de reorganizar la fuerza de los trabajadores. Millones de trabajadores carecen de organización alguna para la defensa de sus intereses, o están sometidos al control corporativo y autoritario del “sindicalismo” charro y de protección patronal, mientras que el sindicalismo democrático, aún se haya disperso. Bajo esa correlación de fuerzas, la clase trabajadora no está en condiciones de poder hacer frente común a la precarización del trabajo y a las reformas neoliberales que día a día se le imponen desde el poder del Estado y el capital, a la pérdida histórica del poder adquisitivo del salario, la creciente informalidad y simulación en el empleo, la desaparición forzada de contratos colectivos y sindicatos democráticos, el desmantelamiento del sistema de seguridad social y régimen de jubilaciones y pensiones, etc.

mxunidoUn estudio de la UNAM indica que tras el gasolinazo de enero pasado los productos de la canasta básica (leche, huevo, arroz, pollo, tortillas, etc.) han aumentado hasta 17.7%. Según datos del registro nacional de precios en enero de 2013, cuando Peña Nieto tomó protesta como presidente de México, el salario mínimo era de 64.76 pesos y la Canasta Alimenticia tenía un precio de 171.86 pesos. Hoy en día la canasta básica, según la misma fuente, es de aproximadamente 218.06 pesos por día para una familia de dos adultos y dos menores, lo que anula el minúsculo aumento al salario mínimo que pasó de 73.04 a 80.04 pesos en enero. Como ha dicho la educadora popular libertaria Claudia Korol: “Nos matan todos los días. Luchar es el único modo de vivir”.

Pero a los ricos les va bien. La concentración de la riqueza en México es de verdadero escándalo. Mientras más de 65 millones de mexicanos viven en la pobreza, según el Reporte Global de la Riqueza elaborado por Credit Suisse, en México el 10% de la población más acaudalada posee el 64% de la riqueza del país. De acuerdo con Forbes “una decena de familias mexicanas concentran la fortuna de 132 mil 900 millones de dólares” fortunas todas adquiridas al amparo de los gobiernos neoliberales desde Miguel de la Madrid hasta Peña Nieto, verdaderos expertos en ventas de garaje de empresas públicas estratégicas, tráfico de influencias y excepción de impuestos a la inversión foránea.

En el sexenio en curso, junto a la imposición de las “reformas estructurales” acordadas por los partidos del “Pacto por México” (PRI, PAN, PRD y PVE), se han acelerado la corrupción y la decadencia de la clase política mexicana. Uno tras otro, los escándalos de corrupción cruzan transversalmente a todos los partidos políticos, cámara de diputados y senadores, gobierno federal y gobiernos estatales, que se han visto involucrados en el delito de tráfico de influencia, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, fraudes y peculado. Con los millones “esfumados” por los 22 gobernadores (2012-2017) del PRI se pagarían 6 años del presupuesto de la UNAM. Esas son cosas malas, que sí cuentan.

 

“Nos matan todos los días. Luchar es el único modo de vivir”

 

Pese a todo, importantes destacamentos de trabajadores del campo y la ciudad, pueblos originarios, comunidades campesinas, electricistas, estudiantes, maestros, usuarios de la energía, jornaleros agrícolas, libran a diario una dura batalla por la defensa de sus derechos sociales, humanos y laborales, sus bienes comunes, su territorio, recursos humanos y autonomía. Enfrentan a diario a la represión del aparato de seguridad del estado, la criminalización de la protesta social y las difamaciones de los medios de comunicación al servicio de los intereses de la oligarquía, el capital financiero y las trasnacionales extractivistas que están saqueando nuestro territorio nacional.

Existen en México decenas de presos políticos, crímenes de estado, tortura y desaparición forzada. Recientemente Amnistía Internacional señaló que “México enfrenta una de las peores crisis de derechos humanos del hemisferio”, al mencionar los casos de flagrantes violaciones a los derechos humanos que ocurrieron en Tanhuato, Tlatlaya, Atenco y Apatzingán, y sobre todo el caso de los 43 estudiantes normalista de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero.

El masivo e impune feminicidio es una de las más dolorosas heridas que no para de lastimar y avergonzar a México. El asesinato de cuatro periodistas críticos del sistema en lo que va del año ahonda esta crisis. La represión, criminalización y judicialización del movimiento popular, sin embargo, no nos ha doblegado.

2congresoEl ascenso de la lucha social es patente sólo que ésta se da en forma fragmentada y dispersa. En el campo popular se hacen emprendedores esfuerzos por articular las luchas de resistencia a nivel nacional, después de que nuevos sectores sociales durante el “gasolinazo” de enero salieron a manifestar su repudio al alza de las gasolinas, el gas y las tarifas eléctricas. Hace falta unidad, pero sobre todo desarrollar un proceso de organización y concientización de la población explotada a fin de fortalecer la fuerza del campo popular.

Por eso, la Nueva Central de Trabajadores, por acuerdo de su Segundo Congreso Ordinario, lanzará una campaña nacional para Organizar a los no Organizados. Por eso, este Primero de Mayo las banderas de la clase obrera deben ondear sin reserva. Es tiempo de pensar y construir alternativas a la situación imperante.

La clase trabajadora mexicana tiene un innegable potencial transformador. Hace falta reorganizar su fuerza para mostrarle a los de arriba de lo que somos capaces. No podemos resistir la nueva ofensiva del capital sin contar con las herramientas organizativas que nos den perspectiva.

Hace falta pasar a la contraofensiva, reorganizar en forma inmediata a nuestras fuerzas comenzando por implementar nuevas formas de organización de base que no estén condicionadas al control corporativo de las organizaciones e instituciones oficiales que van de la mano con las reformas estructurales del capital.

 

ESTE PRIMERO DE MAYO DEMANDAMOS:

  1. Derogación de todas las reformas estructurales neoliberales, principalmente la LABORAL, EDUCATIVA y ENERGÉTICA.
  2. No a la reforma las pensiones y jubilaciones que pretende acabar con el derecho a una vejez digna.
  3. Se declare la moratoria al pago de la deuda externa, y se destinen esos recursos al gasto público y la inversión productiva que reactive nuestro mercado interno. Desaparición del TLCAN y no renegociación entreguista a espaldas del pueblo.
  4. Por un nuevo Constituyente electo directamente por los ciudadanos sin mediación de los partidos políticos, Constituyente que restituya nuestra soberanía como nación, la potestad del pueblo sobre los bienes comunes que nos fueron arrebatados, los derechos sociales de los que fuimos despojados, y renacionalice el territorio nacional y sus recursos estratégicos, la electricidad, el gas y el petróleo.
  5. Se eche atrás la iniciativa de Ley de Seguridad Pública con la que se pretende dotar al presidente de la república de poderes extraordinarios y legalizar la intervención del Ejército en tareas de seguridad pública y facultar a la policía federal, estatal y municipal para reprimir violentamente la protesta social en forma indiscriminada.
  6. Por la libertad de todos los presos políticos, la restitución de nuestros derechos democráticos, el alto a la criminalización de la protesta social y se deroguen todas las legislaciones locales que restringen las libertades políticas de los mexicanos. En particular, se castigue a los responsables de la desaparición forzada de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa y de todos los crímenes de Estado en contra del pueblo de México.
  7. NO más gasolinazos. Alto al alza de las tarifas eléctricas, el gas y el transporte público.
  8. Por el respeto y ampliación de derechos laborales para las trabajadoras. Alto a los feminicidios y castigo a los responsables.
  9. Aumento salarial de emergencia y control de precios

 

Este Primero de Mayo, nuestra vocación internacionalista nos une a la clase trabajadora de todos los pueblos del mundo. Nos solidarizamos con la clase obrera brasileña y argentina que se oponen a la política neoliberal de Mauricio Macri y Michel Temer. Respaldamos la revolución Bolivariana de Venezuela y exigimos un alto a los planes desestabilizadores y golpistas de la derecha venezolana auspiciados por EU. Nos solidarizamos con nuestros compatriotas deportados y con la comunidad latinoamericana en los Estados Unidos que sufre la campaña de odio racista del gobierno de Donald Trump.

 

¡¡NO MÁS TLC NI ENTREGUISMO A EU!!

¡¡AUMENTO SALARIAL DE EMERGENCIA!! ¡DEMOCRACIA Y LIBERTAD SINDICAL!!

¡¡ABAJO PEÑA NIETO Y SU REFORMAS ESTRUCTURALES!!

¡¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS 43 ESTUDIANTES DESAPARECIDOS!!

¡¡SOLUCIÓN A LAS JUSTAS DEMANDAS DE LA ANUEE QUE LUCHA POR EL DERECHO HUMANO A LA ENERGÍA!!

¡¡VIVA LA CLASE OBRERA, MUERA EL NEOLIBERALISMO!!

“La emancipación de la clase obrera será obra de la clase obrera misma”

 

NUEVA CENTRAL DE TRABAJADORES

Sindicato Mexicano de Electricistas (SME); Alianza de Tranviarios (ATM); Sindicato de Trabajadores del Transporte de Pasajeros del Distrito Federal (STTPDF); Sindicato Democrático de Trabajadores de la Procuraduría Social del DF (SDTPS); Consejo Nacional de Trabajadores (CNT);Federación Sindical Revolucionaria (FSR); Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM); Sindicato Único de Trabajadores del Instituto de la Educación Media y Superior (SUTIEMS); Central Unitaria de Trabajadores de México (CUTM); Sindicato Internacional de Constructores de Elevadores de México (SICE-M); Asociación Sindical de Trabajadores del INVI (ASTINVI); Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (SITIMTA); Sindicato de Servidores Públicos del Poder Judicial del Gobierno del Estado de Guerrero (SISPPJEG); Confederación de Jubilados y Pensionados de la República Mexicana, (CJPAMRM); Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual SCL; Alianza Cooperativista Nacional, A.C. (ALCONA); Sindicato Autónomo de Trabajadores de la Educación de Veracruz (SATEV); Central de Trabajadores Democráticos (CTD); Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación de Baja California (SETEBC); Sindicato de Trabajadores de Servicios Académicos y Docentes del Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Nayarit (SITRAyD-Conalep); Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios de Nayarit (SITEM); Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado y Municipios, Instituciones Descentralizadas Estales y Empresas Privadas de Nayarit (SYSPEMIDEPN); Sindicato Independiente de Trabajadores al Servicio de Educación del Estado de Nayarit (SITSEN); Unión General Obrera Popular, Campesina (UGOPC), Chiapas; Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM); Sección XIV del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo; Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Guerrero (SUTCOBACH); Sindicato Autónomo de Trabajadores del Municipio de San Luis Potosí (SATMSLP); Sindicato Revolucionario Democrático de la Industria Química Similares y Conexos de la República Mexicana (SRDIQSCRM); Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Chapingo (STAUACH); Sindicato de Empleados Públicos del Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Guadalajara (SEPSIAPA); Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM); Sindicato 4 Nacional de Trabajadores General Tire (SNTGT); Sindicato Único de Trabajadores Académicos del Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Tlaxcala (SUTACEPTET); Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (STEUABJO); Sindicato Único de Trabajadores de Caminos y Autopistas de Oaxaca (SUTCAO); Sindicato de Trabajadores al Servicio del CECyT de Oaxaca (STSCECyTO); Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (SUNTUAN); Sindicato Democrático de Bomberos del Estado de Jalisco (SDBEJ); Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud (SNTSS), Sección 50; Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa la Parota (CECOP); Cooperativa de Agricultores de Chapingo; Asociación de Profesores Jubilados y Pensionados de Chapingo; Trabajadores Democráticos de Occidente (TRADOC); CNTE – Secciones IX y XVIII; Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC); Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios de Colima (SITU); Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras del Gobierno del Estado de San Luis Potosí (SITTGE); Unión de Trabajadores del Transporte Público (UTTP); Sindicato Nacional de Trabajadores de la Caja de Ahorros de los Telefonistas (SNTCAT); Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaria de Cultura (SNDTSC); Sindicato Democrático Nacional Autónomo de Trabajadores de la Sedesol (SDNAT); Sindicato Independiente de Trabajadores del Instituto Mexicano del Petróleo (SITIMP); Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS).

México a 1 de Mayo de 201

NCT 2017

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page