Declaración del Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA) ante la remoción de la Presidenta del Brasil

El ESNA expresa su solidaridad con las/os trabajadoras/es y el pueblo de Brasil ante la maniobra perpetrada por el Parlamento burgués, ámbito hegemonizado por la corrupción, con el propósito de legitimar propuestas reaccionarias anti-obreras y antipopulares a favor de las clases dominantes.

La remoción de Dilma Rousseff no traerá satisfacción a los explotados y oprimidos del Brasil; ni esfuerzos por una integración alternativa a la subordinada que pregonan las clases dominantes. La lucha histórica de los trabajadores del Brasil por la emancipación sigue más vigente que nunca a pesar de la ofensiva capitalista.

Somos conscientes que la lucha del pueblo de Brasil es contra el ajuste y la inserción del país en la lógica del libre comercio que empuja la Alianza del Pacífico, el Tratado Transpacífico (TTP), y que en la región impulsan los regímenes más reaccionarios. Estos, buscan la subordinación a la lógica liberalizadora de los capitales transnacionales, de EEUU y las clases dominantes de nuestros países.

Desde el ESNA repudiamos el carácter antidemocrático de las instituciones burguesas de Brasil y en nuestra región y por eso, convocamos a luchar por extender la democracia popular rumbo al socialismo en Nuestra América.

En ese marco el ESNA convoca a la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo el próximo 4 de noviembre.

!NI UN PASO ATRÁS!

LOS PUEBLOS SEGUIMOS EN LUCHA POR NUESTRA LA INTEGRACIÓN , AUTODETERMINACIÓN Y SOBERANÍA CONTRA EL LIBRE COMERCIO Y LAS TRANSNACIONALES

Nuestra América, 1 de septiembre de 2016

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page