Ecuador – “GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS, UN CAMPANAZO». DEFINICIONES DE RAFAEL CORREA.

REPORT335_29El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró en reportaje a TeleSUR que el golpe de Estado en Honduras «fue un campanazo. Yo estoy seguro –agregó- que si lo pudieran hacer en Ecuador, Venezuela o en Bolivia lo harían, lo que pasa es que no pueden». A continuación, algunas definiciones vertidas por Correa durante la entrevista, el 28 de julio.

Nos proponemos radicalizar la Revolución Ciudadana , es decir, el cambio radical, profundo y rápido de las estructuras políticas, económicas, sociales vigentes en este país. Radicalización por ejemplo, de la Revolución Institucional , las leyes que cambian la relación de fuerza en este país. Una nueva ley de empresas públicas que acaba de ser aprobada, la nueva ley de educación, la nueva ley de hidrocarburos, nació la nueva ley de hidrocarburos. Continuar con la Revolución educativa pero más aceleradamente. La revolución en salud, en cuanto a ética, lucha a muerte contra la corrupción, la revolución económica, cambiar el sistema económico vigente hacia una economía más solidaria, más popular. Donde se democraticen los medios de producción. ¿En qué consiste esto?, por ejemplo: el Estado es dueño de un sin número de bienes inmuebles incautados o tomados en garantía de la banca que quebró en el 99, en años posteriores. Pues en lugar de privatizarlo como se hacía siempre, se le da a los trabajadores, ya eso se ha empezado a hacer. Ese es un ejemplo de la radicalización en el plano económico.

Y la radicalización también de esa visión latinoamericana, acelerar, quemar etapas para esa Patria grande. Yo creo que hoy cometemos un error, sobre todo en Unasur, empezar por el final que es querer incorporar a todos, y lamentablemente vamos al ritmo de los más lentos, los que no quieren la integración, debemos evitar esos problemas y unirnos los países que sí queremos formar lo más rápidamente posible esa Patria grande.

Todos los gobiernos progresistas de América Latina hemos enfrentado día a día los embates de poderes fácticos que no ganan en las urnas, pero que son poderes reales. Uno de ellos es cierta prensa, comprometida con el status quo, como dice Ignacio Ramonet, la prensa es el mejor perro guardián del status quo en América Latina. Entonces, hemos tenido que enfrentar estos poderes fácticos. Pero sí, en las últimas semanas notamos un resurgimiento, una restauración de estos grupos. Y una prueba palpable es Honduras. O sea, la osadía de dar un golpe de Estado al estilo de los años 60-70 del siglo pasado sin entender que estamos en el siglo XXI.

La respuesta en América Latina fue muy buena, un rechazo unánime. Sin embargo, persiste el gobierno de facto. Y ese gobierno no pudiera persistir si no tuviera apoyos concretos, reales de grupos económicos, políticos de Estados Unidos (EE.UU.) y del resto de América Latina. Entonces es un buen ejemplo de ese despertar. Pero puedo nombrar muchos otros ejemplos, o sea, en el caso de Ecuador, la nueva ola de agresiones, calumnias de parte de Colombia para el Gobierno ecuatoriano tratándonos de vincular con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

¿Qué estamos haciendo? Bueno, yo creo primero que debemos marchar unidos a nivel internacional para no permitir esta clase de agresiones claras como en el caso de Honduras, pero otras no tan claras como la arremetida de ciertos medios de comunicación, que se creen por encima del bien y del mal.

Segundo, en aspectos concretos como en el caso de los medios de comunicación: generar medios alternativos, medios públicos, etcétera, que sean un contrabalance a ese poder omnímodo que ha tenido esa prensa.

En cuanto a las relaciones con Colombia, lo he dicho claramente, Dios quiera que no se repitan (las agresiones militares sobre suelo ecuatoriano), pero si se llegaran a repetir, ya no podríamos recurrir nuevamente a las vías diplomáticas, a las instancias internacionales como lo hicimos el año pasado, porque se demostraría una vez mas que es un abuso y un desconocimiento total por parte de Colombia del derecho internacional, así que tendríamos que responder militarmente.

Colombia tiene uno de los Ejércitos más potentes de América Latina supuestamente en la lucha antidrogas, ya agredió a un país vecino en algo inédito en la historia de América Latina. Cuando se ha visto una agresión similar con bombas inteligentes, sin ningún incidente previo, en el momento de las mejores relaciones bilaterales. Entonces, si además de eso le ponen bases militares, cuando sabemos que hay una campaña de ciertos grupos, yo creo que no del gobierno de (Barack) Obama, pero de ciertos grupos extraconservadores norteamericanos contra (Hugo) Chávez, contra Evo Morales, contra Rafael Correa, contra todo lo que signifique cambio en América Latina, es obvio que ahí hay un foco de desestabilización para la región, un gran peligro para la región.

Lo de Honduras fue un campanazo y yo estoy seguro que si lo pudieran hacer en Ecuador o en Venezuela o en Bolivia, lo harían, lo que pasa es que no pueden. Estoy seguro que no lo han hecho no porque no han querido, sino porque no han podido, pero hemos estado muy alertas frente a esos grupos, a esos poderes fácticos que buscan desestabilizar a los gobiernos progresistas en América Latina.

El 10 de agosto Ecuador asumirá la presidencia de Unasur, ¿cuáles son los retos que se le vienen? Muchísimos retos, de los más conceptuales a los más concretos. Por ejemplo, a nivel conceptual, continuar con esa integración energética, financiera, conectividad. Ya en cosas concretas, sacar el Banco del Sur, tratar de sacar el Fondo de Reservas del Sur, tratar de sacar el mecanismo de compensación para no depender de monedas extranjeras. A nivel de universidades, tratar de sacar una Agencia Regional de Acreditación de Universidades que sea la que certifique qué es una universidad, y ese título sirva para todos los países de la región, por darle otro ejemplo de todas las cosas que se pueden hacer en Unasur.

¿Qué es el ALBA para Ecuador?, precisamente un conjunto de países con verdadera voluntad de integración. Y en ese grupo de países ya tenemos nueve votos, casi el 30 por ciento de los votos de la OEA , es un bloque representativo para instancias como las Naciones Unidas. Podemos llegar a grandes acuerdos comerciales y se está trabajando en eso. Pero también políticas sociales comunes, políticas económicas comunes, y algo muy importante para Ecuador: políticas de defensa comunes.

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Leave a Comment