Haití – MASIVAS MARCHAS

Marchas masivas en Haití exigen el regreso de Aristide. El presidente derrocado ya ha avisado que volverá al país si el pueblo lo reclama.

Varios meses después del terremoto en Haití que acabó con la vida de cientos de miles de personas, la isla sigue sumida en la miseria. El presidente René Preval sigue pidiendo ayuda económica para reconstruir el país y atender a todos los afectados.

Desde un Palacio Presidencial aún destrozado, la imagen de casas desechas y gente vagando por las calles sin acceso a los alimentos básicos, el presidente Preval ve como su apoyo popular se desvanece.

Hace pocos meses varios grupos de ciudadanos salieron a las maltrechas calles haitianas protestando contra el gobierno por la lentitud con la que se repartían los alimentos y por la falta de alojamiento para las víctimas del terremoto. Esos mismos ciudadanos pedían el regreso del izquierdista Jean-Bertrand Aristide.

El 26 de mayo fueron miles de personas en varias ciudades del país quienes exigían la salida de Preval del Poder y de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) mientras pedían el regreso de Aristide. Hartos de esperar la ayuda prometida, muchos ciudadanos caribeños se han preguntado para qué están tantos soldados en la isla si no es para repartir la ayuda humanitaria.

Aristide, un sacerdote católico próximo a la Teología de la Liberación alcanzó el poder de manera democrática en 2001. Sus políticas favorables al pueblo -aumento del gasto social nacionalizando los sectores estratégicos, aumento del salario y sus ayudas para la sanidad y educación- junto con su acercamiento a Cuba y a Venezuela, le valieron un golpe de estado perpetrado por Estados Unidos y la oligarquía haitiana. Hoy Aristide se encuentra en Sudáfrica esperando poder volver a su país.

Los manifestantes coreaban consignas como “Preval debe salir para que Aristide pueda volver” y denunciaron que las fuerzas militares de la ONU junto con la policía de Haití los reprimieron al término de la manifestación, tal como expresó René Civil, líder sindical del Partido de Lavalas, la organización política de Aristide, “es un acto arbitrario”. Civil expresó que “ésta es una movilización sin tregua (…) vamos a quitar al presidente Preval y a Edmond Mulet”.

Fuente: Eco Alternativo

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page