Panamá (CNTP)- “Verdadera unidad, para no perder conquistas sociales”

Editorial Nacional de la Central de Trabajadores/as de Panamá

Para el movimiento popular y en particular el sindical donde los trabajadores encuentran un espacio histórico por la defensa de sus derechos sociales, económicos y laborales ante un capitalismo que lo explota, que le reniega derechos, salarios justos y digno, tiene muchos retos por delante, lo cual le impone un cambio radical que le permita obtener las victorias necesarias en esta contienda.

Cada coyuntura que enfrenta el sindicalismo panameño, lo debe hacer con el propósito de acumular fuerzas, conocimientos, organización y experiencias para prepararse a una estrategia mucho más mayor.

Las tareas actuales giran en torno a salvaguardar a la institución más noble con que cuenta los trabajadores, la Caja de Seguro Social; también se cuenta con otras tareas como la Formación Profesional de los jóvenes trabajadores, necesitamos ampliar y elevar la calidad técnica de la masa laboral; la redistribución de la riqueza es un tema fundamental.

Impulsar políticas de generación de empleos, lo que significa que, dentro del capitalismo panameño, la clase burguesa empresarial tiene que desarrollar y ampliar la base técnica productiva del país en todos los campos y polos de desarrollo nacional.

Tenemos el problema de la Educación Nacional, lo cual debe debe ser integral y universal, desde la inicial la superior hasta la postsuperior, con políticas claras para que la juventud cuente con esas oportunidades de educarse en todos los campos del conocimiento académico, técnico y profesional.

Otra tarea es la Salud pública, lo cual se requieren políticas precisas que enfaticen la medicina preventiva como norte de nuestra salud pública, y no la curativa que ha demostrado su mercantilización y el lucro; además, de políticas   que generen capacidad de instalación de puestos o centro de salud en cada rincón del país, con accesibilidad al agua potables, energía eléctrica, telefonía y sanidad básica, estos son condicionantes importante de su entorno comunitario que permiten mantener una población saludable.

Un nuevo Estado Nacional, que permita refundar la República que es necesario y obligante, hay que colocar al país en el concierto del multilateralismo geopolítico, un país de nuevo tipo incluyente, participativo, con democracia nacional progresista.

Debemos encarar el problema de la producción de alimentos apoyando la producción nacional, junto a nuestros productores y campesinos, que garantice la seguridad y soberanía alimentaria.

En consecuencia, se hace vital un Plan de Desarrollo Alternativo, que incluya todas estas tareas como también la defensa de nuestros recursos hídricos, la plataforma marítima continental y los yacimientos mineros que se encuentra en el subsuelo.

Todos estos problemas que se convierten en retos para el movimiento popular progresista y en particular para la fuerza viva del sindicalismo panameña, no cristalizarán, sin una verdadera Unidad de lucha para triunfar, no se materializarán, sino se cuenta con una visión integral de contexto, sino comprendemos nuestro rol histórico por la cual existen nuestras organizaciones.

Vivimos en medio de un capitalismo, pero éste debe contar con el suficiente contrapeso, que permita al país avanzar por la senda de resolver los problemas estructurales arriba señalados, que son arrastres desde el siglo pasado.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, enfrentará cada una de las coyunturas, con la voluntad y la fuerza de la Unidad, nos será difícil alcanzar las victorias, sino ponemos de nuestra voluntad de generar Unidad, de lo contrario correremos el riesgo de perder conquistas sociales alcanzadas en el terreno de batalla.

Resistir, luchar y vencer.

¡Venceremos!,

Panamá, 30 de enero de 2021

Fuente: CNTP

 

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page