La Central Nacional de Trabajadores de Panamá exige al gobierno un alto al endeudamiento público

Los distintos organismos financieros y el grupo de países que confirman el espacio político del G-20 que son las economías más prósperas, poderosas y desarrollados del mundo, han tomado medidas urgentes frente a la crisis global provocada por la pandemia del coronavirus que azota a todos los países del orbe.

El grupo del G-20 acaba de decidir prolongar los pagos del servicio de la deuda externa tanto de capitales como de sus intereses a los 73 países más pobre del mundo dando así según ellos un respiro económico y financiero a estos países; no sabemos si nuestro país entre en ese club de los 73, puesto que algunos organismos financieros internacionales nos consideran y nos ubican como un país en vía del primer mundo, con un alto índice del producto interno bruto (PIB).

Nosotros los trabajadores consideramos ese gesto del G-20 como un mínimo alivio al actual contexto de estos países tercermundista, porque estos países desarrollado lo han sometidos, explotados y succionados sus recursos y riquezas por décadas.

Ahora su sistema financiero, político y económico se tambalea, su economía está entre dicho y necesitan una vía de escape para apagar las llamas que se incendiaran en cada uno de esos países en vías de desarrollo.

Sin embargo, nosotros vamos mucho más allá que un alivio, solicitamos de una vez por toda la cancelación de la deuda externa incluyendo la nuestra. Porque los distintos gobiernos neoliberales que se han alternado en el poder, que lo que han logrado es endeudar cada vez más al país; haciéndose de estos recursos un festín de corrupción, enriqueciéndose, y que los que no lo eran ahora son millonarios, y los millonarios se han hecho multimillonarios.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, exige a este gobierno un alto al endeudamiento público y que solicite la cancelación de la deuda externa, no más pago, ya que hemos pagado con creces esa deuda, y que estos recursos estén encaminado a resolver los grandes y graves problemas nacionales.

Un país no puede alcanzar su desarrollo ni progreso a punta de empréstitos, porque a la postre, lo que se está haciendo, es hipotecando el país a los organismos financieros internacionales.

Resistir, luchar y vencer.

¡Venceremos!,

Panamá, octubre de 2020

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page