México – “Si bien el presidente declaró el fin del neoliberalismo, en México sobreviven las reformas estructurales”

José Humberto Montes de Oca, secretario de Exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y responsable de la estructura ejecutiva nacional de la Nueva Central de Trabajadores de México (NCT) analizó para Revista ESNA la coyuntura política y social mexicana desde la perspectiva de los trabajadores y trabajadoras. 

Si bien el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció “la terminación del neoliberalismo”, el dirigente del SME y de la central de trabajadores expresa que “sobreviven las reformas estructurales de los dos últimos sexenios con excepción de la reforma educativa que fue derogada al comienzo del año”.

Además, Montes de Oca señala que con el actual presidente mexicano “se incrementaron los salarios mínimos en una proporción distinta a la del pasado inmediato. Esto generó buenas expectativas. Sin embargo, en las revisiones salariales el gobierno fijó un tope salarial que desencadenó media docena de huelgas universitarias”.

También subrayó que “el actual presidente no se ha reunido formalmente con las dirigencias sindicales para abrir espacios de participación en la definición del rumbo nacional”.

Respecto de la actualidad del SME, el dirigente sindical cuenta en esta entrevista que recientemente “acudieron a las urnas más de 17 mil compañeros que le dieron el voto mayoritario a la corriente política Once de Octubre que encabeza nuestro actual Secretario General, Martín Esparza Flores”. Y agregó que el noviembre será el tercer congreso de la Nueva Central de Trabajadores de México.

Sobre el ESNA, Humberto Montes de Oca deja algunas ideas hacia el futuro: “Creemos que es de suma importancia retomar la construcción del ESNA para hacer frente a la ofensiva imperial encabezada por el presidente Trump” y propone un nuevo encuentro del ESNA en México para el próximo año.

Desde la mirada del SME y la NCT ¿Qué opinás sobre el actual momento político y social de México?

Estamos viviendo en México un momento inédito caracterizado por el ímpetu del nuevo gobierno que se confronta con el antiguo régimen de corrupción de los gobiernos neoliberales sin que en los hechos haya tomado una decisión de política económica que altere la continuidad del modelo neoliberal reinante desde hace 36 años. 

Si bien el presidente ha declarado la terminación del neoliberalismo, en México sobreviven las reformas estructurales de los dos últimos sexenios con excepción de la reforma educativa que fue derogada al comienzo del año.

Por otro lado, hay que subrayar que la violencia en contra de la lucha social se ha recrudecido a lo largo del año y que dirigentes sociales opuestos a los megaproyectos han sido asesinados. Recordemos el caso del compañero Samir, dirigente social que en defensa del agua encabezó la resistencia a la puesta en operación de una planta de generación de ciclo combinado en el estado de Morelos y que fue asesinado en febrero del presente año.

Socalo DF

¿Cuál es la situación de los trabajadores y trabajadoras en México? ¿Cuáles son sus principales demandas?

Recién iniciado el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se incrementaron los salarios mínimos en una proporción distinta a la del pasado inmediato. Esto generó buenas expectativas. Sin embargo, en las revisiones salariales y contractuales el gobierno fijó un tope salarial que desencadenó media docena de huelgas universitarias.

En particular, el Sindicato de la Universidad Autónoma Metropolitana -perteneciente a la Nueva Central de Trabajadores- protagonizó una huelga de tres meses que al final logró alcanzar la mayor parte de sus legítimas reivindicaciones. 

Hay que destacar el hecho de que el actual presidente no se ha reunido formalmente con las dirigencias sindicales para abrir espacios de participación en la definición del rumbo nacional.  Algunas centrales han insistido en solicitar una interlocución con el presidente sin éxito alguno.

Por otro lado, el hecho más relevante de la política laboral del nuevo gobierno es la promulgación de la reforma laboral el primero de mayo y que ha puesto énfasis en el tema de la “libertad sindical”. Sin olvidar que esta reforma resultó ser una condición impuesta por los Estados Unidos y Canadá en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

Lo esencial es que de aquí para adelante las dirigencias sindicales deberán someterse a un procedimiento de legitimación gubernamental a partir del voto libre, directo y secreto de sus representados. Esto que para el SME es común, resulta un duro golpe a sus métodos tradicionales de control para organizaciones corporativas. 

3d871eee-c125-461b-8d0f-0a457ca0fa13-678x381

¿En qué etapa se encuentra el SME?

Recién concluimos nuestro proceso electoral para la designación de 13 cargos del Comité Central y Comisiones Autónomas. Acudieron a las urnas más de 17 mil compañeros que le dieron el voto mayoritario a la corriente política Once de Octubre que encabeza nuestro actual Secretario General, Martín Esparza Flores. La oposición derrotada ahora está promoviendo un recurso legal en contra del sindicato. Sin embargo, las autoridades del trabajo nos han entregado ya la toma de nota que es en otras palabras el reconocimiento legal de nuestra dirección sindical desechando el alegato de la disidencia.

Desde el SME y la NCT: ¿Qué acciones o iniciativas están llevando adelante en estos momentos?

Estamos preparando el tercer congreso ordinario de la Nueva Central de Trabajadores para el próximo mes de noviembre con el objetivo de relanzar este proyecto político. Vamos a discutir la situación actual y la caracterización del nuevo gobierno. 

Asimismo, tenemos que informar acerca del registro formal de la NCT que en este momento está muy avanzado. 

¿Cómo observan lo que está sucediendo en estos momentos con los países en Nuestra América?

Acabamos de participar en Caracas, Venezuela, del Encuentro Regional del Foro de São Paulo a donde pudimos actualizar nuestra visión sobre lo que ocurre en América Latina. Destaca la férrea resistencia del pueblo venezolano y cubano en contra del bloqueo de los Estados Unidos.

Creemos que es de suma importancia retomar la construcción del ESNA para hacer frente a la ofensiva imperial encabezada por el presidente Trump. Este tema lo vamos a abordar en la próxima reunión de la dirección política ampliada del ESNA. Nosotros estamos proponiendo un nuevo encuentro en México para el próximo año.

Prensa ESNA

 

 

 

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page