Brasil – Adilson Araujo (CTB): “A maioria do povo desaprova o governo de Bolsonaro”

Entrevista exclusiva del ESNA al presidente de la Central de Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB), Edilson Araujo.

Desde la mirada de la CTB ¿Qué opinas sobre el acuerdo Mercosur-UE y qué efectos tendrá en los trabajadores y trabajadoras de Brasil?

Adilson Araujo: Aunque puede beneficiar a cualquiera de las ramas de la economía brasileña, el acuerdo Mercosur-UE está condenado por la mayoría del movimiento sindical, los empresarios del sector secundario y las fuerzas patrióticas y progresistas del país, principalmente porque tiende a acentuar el proceso de desindustrialización de la economía nacional y fortalecer la división internacional del trabajo asimétrico entre los dos bloques económicos, con Brasil y los demás países sudamericanos exportando productos y bienes de bajo valor agregado e importando productos industrializados y de alto valor agregado. Este es el patrón de comercio que caracteriza, en general, las relaciones entre las potencias capitalistas más industrializadas, o en otras palabras, los países imperialistas y las naciones más pobres, consideradas subdesarrolladas o en desarrollo. Es una relación injusta que reproduce la desigualdad a mayor escala entre los pueblos. Estamos luchando por cambiar esto y esta es la razón principal por la que estamos en contra del acuerdo, que como factor agravante se cerró rápidamente con el propósito (ya frustrado) de beneficiar la candidatura de Mauricio Macri para la reelección en Argentina.

Con Temer y ahora con Bolsonaro, el poder económico de Brasil insiste en avanzar sobre reformas laborales. ¿Hasta dónde avanzaron? ¿Cómo pensás que se detiene ese avance?

Adilson Araujo: El proyecto consiste en implosionar toda la construcción de la legislación laboral en Brasil. Bolsonaro, que es un neoliberal de extrema derecha, ya ha dicho que el trabajador tendrá que elegir entre derechos o empleo. Y hace todo lo posible para lograr este objetivo, incluso recurrir al uso de medidas provisionales fuera de la Constitución, como en el MP 873 que buscaba estrangular financieramente a los sindicatos, pero afortunadamente ya ha expirado. Estamos resistiendo porque sabemos que la receta para detener la marcha del retroceso es la lucha unitaria de la clase trabajadora en alianza con las fuerzas democráticas y patrióticas. En la lucha tendremos que acumular fuerza para preparar una contraofensiva. No hay otra manera.

Adilson 1

¿Qué rol ocupa Bolsonaro en la región?

Adilson Araujo: Es un peón estadounidense, una figura que ha saludado a la bandera del imperialismo y ha declarado que su ídolo y jefe mayor es Donald Trump. Un político al servicio de lo que hay más reaccionario en el mundo, que está confundiendo la imagen de Brasil en el extranjero y avergonzando la conciencia nacional.

¿Cómo se encuentra el gobierno de Bolsonaro en la actualidad?

Adilson Araujo: Un desastre económico, político y social. Brasil está experimentando una crisis sin precedentes. La economía está estancada después de dos años de recesión severa (2015-2016). Las instituciones no se entienden y crean una crisis de representatividad. El escenario político es desalentador, con el avance de la extrema derecha, la instrumentalización del poder judicial con fines políticos (lawfare), las agresiones recurrentes contra los derechos humanos, el medioambiente, las mujeres, los negros, los homosexuales y la clase trabajadora, que sufre desempleo en masa, la reducción de los salarios y la destrucción de los derechos. La mayoría de la gente desaprueba al gobierno y existe una creciente sensación de decepción y oposición popular.

Adilson 2

¿Cuál es el rol del movimiento obrero y los movimientos sociales en Brasil bajo el gobierno de Bolsonaro?

Adilson Araujo: Luchar con toda energía, de manera amplia y unitaria, en defensa de tres valores fundamentales: derechos sociales, soberanía nacional y democracia. Es necesario presentar una alternativa progresiva a esta situación crítica y regresiva y permitir su realización mediante la sensibilización y la movilización de la clase trabajadora y el pueblo brasileño en su conjunto.  

Desde la CTB: ¿Qué acciones o iniciativas están llevando adelante en estos momentos?

Hemos participado en la unidad con las otras centrales sindicales, los movimientos sociales, así como los partidos y fuerzas progresistas, de la resistencia y la lucha contra la agenda de restauración neoliberal que se ha implementado desde el golpe de 2016 y ahora más radicalmente por el gobierno de Bolsonaro. Participamos en la huelga general contra la reforma de la Seguridad Social de Temer el 28 de abril de 2017, las manifestaciones de este año en defensa de la educación (15 y 30 de mayo), contra los cambios regresivos en las reglas de jubilación (huelga general del 12 Junio), la Huelga Nacional de Educación (13 de agosto), entre otras luchas. Hemos llevado a cabo una campaña nacional en defensa de las pensiones y el bienestar público, que aún no ha terminado. Estamos luchando contra la privatización y la política exterior del gobierno actual, mientras luchamos por la unidad y el fortalecimiento del movimiento sindical brasileño.

¿Qué significa para Brasil la lucha por #LulaLivre? ¿Estás en contacto con él?

La centralidad de la lucha política es la defensa imperativa de la democracia en Brasil, en la que la batalla por la liberación del camarada Lula es una parte importante de la resistencia democrática. Lula es un preso político, condenado y encarcelado injustamente en el marco de un golpe de estado que estalló en 2016 con la destitución de la presidenta Dilma Rousseff y cuyo objetivo principal era la restauración del proyecto neoliberal y el cambio en la política exterior brasileña. Consideramos que la participación en el movimiento LulaLivre es esencial y una prioridad, una bandera que corresponde a los deseos e intereses de la clase trabajadora brasileña en su conjunto. Incluso arrestado y difamado diariamente por los medios burgueses, Lula sigue siendo el ex presidente más querido y respetado de Brasil y el líder popular más grande de nuestra historia. Es debido a su origen de trabajador que es objeto de tanto odio por parte de las clases dominantes y sectores de las clases medias. Es claramente un odio de clase cuya objetivo es la clase trabajadora.

Prensa ESNA

 

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page