Puerto Rico – “Nunca vivimos algo así”

ENTREVISTA A ÁNGEL FIGUERO JARAMILLO (UTIER) / REVISTA ESNA

A principios de agosto ocurrió un hecho inédito para el pueblo de la isla de Puerto Rico, territorio oficialmente conocido como Estado Libre Asociado de Estados Unidos. Luego de varias movilizaciones a lo largo y ancho del país, pero con epicentro en la capital San Juan, miles y miles de puertorriqueños salieron a las calles manifestando un repudio al gobernador Ricardo Rosselló por sus declaraciones expresadas en un chat de Telegram y que se dieron a conocer.

Allí, el gobernador expresó ideas homofóbicas y agresivas contra figuras políticas, sociales y públicas del país y se burló de las miles de víctimas que dejó el huracán María en Puerto Rico. A esto se suma las denuncias de corrupción a varios funcionales de la isla.

De esta manera, Rosselló fue repudiado socialmente y, por la presión de las manifestaciones callejeras, donde participaron artistas populares reconocidos como Ricky Martin, Residentes y Benito Martínez (Ban Bunny), presentó la renuncia a su cargo.

Pero, además, estas declaraciones despertaron una serie de otras demandas sociales y de los/las trabajadores/as que pusieron en evidencia la corrupción del sistema político de esta isla del Caribe.

Sobre este tema, Revista ESNA dialogó con Ángel Figueroa Jaramillo, presidente Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), que es miembro del ESNA y fue uno de los protagonistas del movimiento obrero de las manifestaciones de Puerto Rico que terminaron con la renuncia del gobernador Rosselló.

Puerto Rico ok 1

¿Cómo fue el proceso que vivió el pueblo de Puerto Rico en estos últimos días?

El proceso político y social que vivimos en Puerto Rico, y que terminó en la destitución del gobernador Ricardo Rosselló, fue una experiencia inédita para el pueblo puertorriqueño. Nunca vivimos algo así. Es la primera vez que un gobernador electo de Puerto Rico renuncia ante la presión pública, por las manifestaciones masivas y las calles abarrotadas de gente a lo largo y ancho de toda la isla de Puerto Rico. 

Pero lo que más quiero resaltar en todo este proceso es el rol que tuvo la juventud. Muchísimo jóvenes entre 17 y 30 año asumieron y levantaron las banderas de lucha que tuvimos siempre que estos jóvenes le dieron continuidad y asumieron un rol protagónico muy importante en este proceso.

¿Por qué sucedió? ¿Fue una sorpresa o un proceso novedoso para ustedes?

Si, fue un proceso novedoso. Pero, en carácter personal, nunca perdí la esperanza. Nosotros venimos haciendo distintas expresiones públicas y venimos afirmando que la única alternativa para el país para entender y enfrentar el colonialismo y para enfrentar también al sistema era saliendo a la calle. 

Yo creo que todo esto sucedió por diversas denuncias de distintos sectores sociales, como los sectores feministas, los sindicatos, medioambientales, entre otros. Llevamos viendo años de medidas de austeridad. Esos jóvenes que salieron a la calle en Puerto Rico llevan años viendo cómo sus padres y madres se quedan sin empleo, sin techo, entre otras demandas. Otro argumento contundente por el cual salimos masivamente a las calles fue el maltrato machista, donde madres son asesinadas o maltratadas por hombres. Se salió a la calle asqueados por ver cómo se quería imponer un acuerdo con los bonista y una deuda de pago por 40 años. 

Por supuesto que ver en una conversación en un chat de Telegram cómo el gobernador (Rosselló) se mofaba y conspiraba en contra del pueblo fue lo que desbordó la copa porque después los jóvenes vieron y entendieron el sufrimiento de sus padres. Todo esto generó una indignación social en una escala nunca antes vista en Puerto Rico. 

Jaramillo 1¿Qué rol tuvo el movimiento obrero en las manifestaciones y las distintas acciones que se dieron en el país?

Nuestro rol como movimiento obrero fue organizativo. Aunque las manifestaciones masivas fueron en cierto grado orgánicas, también fueron convocadas por las plataformas de artistas como Residentes, Benito Martínez (Bad Bunny) y Ricky Martin, entre otros, que tienen un alcance de convocatoria increíble. Ellos tuvieron que recurrir a los sindicatos, especialmente a la UTIER, para poder llevar adelante este tipo de manifestaciones y marchas lo más amplias posibles. Ese fue el rol del movimiento obrero. 

¿Qué rol tuvo la UTIER?

En particular, el rol de la UTIER fue de muchas organización y presencia en los debates públicos. Tuvimos mucha presencia en los medios de comunicación y en los ambientes de trabajo. Fuimos entrevistados por medios de comunicación de varios países, como Francia o la CNN, que no es un medio noticioso de nuestro agrado, pero que tiene un alcance realmente importante. Pero sobre todo, nuestro rol fue de continua movilización y de salir a las calles y organizar.

Ricky Residente Bunny

¿Qué perspectivas a futuro tiene este movimiento o proceso que atraviesa el país?

Yo creo que la consigna que atravesó todo el proceso político es muy interesante: “No tenemos miedo, somos más”. Creo que esto expresa muy bien lo que la juventud encaró. Dijimos que no queremos corrupción, que no es otra cosa que los procesos de privatización. Queremos que se audite la deuda. No queremos la Junta de Control Fiscal, entre otras demandas que levantaron los jóvenes y el pueblo de Puerto Rico y esto es lo que yo veo a futuro, que van a seguir estas demandas.  

 

Prensa ESNA / Revista ESNA

 

 

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page