ESNA – Declaración de Montevideo (29 de agosto de 2019)

ESNA – Encuentro Sindical Nuestra América 

Asistimos a un nuevo momento de las luchas de las trabajadoras y los trabajadores en Nuestra América y en el Mundo, las que impactan en la cruda realidad de la ofensiva capitalista contra el trabajo, la naturaleza y la sociedad. Por eso crece la precariedad laboral y la explotación de la fuerza de trabajo, en un marco de empobrecimiento creciente de la mayoría de la población.

En un contexto de ralentización del crecimiento el capital disputa ganancias a costa del salario e ingresos populares, desarrollando una estrategia depredadora sobre la población y el hábitat, tal como lo muestra en estas horas la destrucción del Amazonas a manos de un modelo productivo asociado al agro negocios de las transnacionales y el régimen del capital.
La dinámica de luchas populares modifica realidades nacionales y regionales. Las luchas populares en la Argentina fueron la condición de posibilidad para la paliza electoral sufrida por el gobierno de la derecha de Mauricio Macri el pasado 11/8. Del mismo modo ocurrió para el cambio político en México a fines del 2018, por lo que sin las luchas populares previas no se puede explicar el presente mexicano.

Por ello, la consolidación del triunfo electoral contra la derecha en Argentina contribuirá al desarrollo de una estrategia de contenido popular contra la ofensiva derechista encarnada en la estrategia Trump y su política exterior contra Venezuela, Cuba, Nicaragua y todo proceso de cuestionamiento a la lógica del capital.

Son las luchas y la organización del pueblo lo que puede detener el avance de los populismos de derecha o el programa de liberalización económica sustentado por los capitales más concentrados. En ese plano rescatamos los principios y motivaciones originarias para constituir el ESNA y el desafío en nuestro tiempo.

Estrategia popular

De lo que se trata es de construir una estrategia clasista, anticapitalista, antiimperialista, contra el colonialismo y el patriarcalismo, confrontando con toda forma de racismo y discriminación para darle sentido a la lucha emancipadora a favor de los derechos ampliados de la mayoría trabajadora de la población.

El compromiso del ESNA apunta a aportar al despliegue de una estrategia revolucionaria y efectiva del movimiento obrero y popular, ampliando el marco de alianzas en el camino que define en estas horas el movimiento feminista, de las mujeres y disidencias; del movimiento en defensa del medio ambiente y contra la depredación de la naturaleza; por una articulación popular que pueda confrontar con la lógica dominante del orden capitalista.

Resulta de interés en ese marco frenar la ofensiva conservadora encarnada por los Trump, Macri o Bolsonaro u otros similares, por lo que no da lo mismo los resultados electorales próximos en Bolivia, Argentina o Uruguay, donde se definen la posibilidad de habilitar espacios para un proyecto crítico a la hegemonía neoliberal, incluso capitalista, o el retroceso funcional a la explotación, el saqueo, la dependencia y la sumisión a la estrategia del imperialismo y las clases dominantes en nuestros territorios.

Desde el ESNA sostenemos la necesidad de fortalecer nuestra construcción, mejorando los diagnósticos e iniciativas políticas para una mayor acumulación política del espacio popular. La unidad de acción en la lucha y organización nos define, al tiempo que pretendemos profundizar en líneas de pensamiento y acción para confrontar contra el capitalismo y darle aliento a la transición a una nueva sociedad sin explotación.

Somos conscientes que existen diversidad de iniciativas de reagrupamiento del movimiento obrero y popular, en la región y el mundo. Desde el ESNA pretendemos cooperar en ese sentido, avanzando en nuestra lógica de construcción por más de una década.

En ese sentido, llamamos a todas las organizaciones y al activo militante asociado al despliegue del ESNA a ratificar principios y vínculos en aras de extender nuestra capacidad de acción, reconociendo los limites económicos que nos genera la ofensiva capitalista.

Montevideo, 29 de agosto de 2019

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page