CTB – La elección de Jair Bolsonaro significa la continuidad y la profundización del golpe de Estado

La elección de Jair Bolsonaro el 28 de octubre significa la continuidad y la profundización del golpe de Estado de 2016, que inauguró en Brasil una era de retroceso para la democracia, la soberanía, el desarrollo nacional y los derechos y conquistas de la clase obrera.

Un capítulo decisivo de este golpe, que abrió camino a la victoria de la extrema derecha, fue la prisión injusta del expresidente Lula. El mayor líder popular de nuestra historia habría vencido el pleito probablemente ya en la primera vuelta, pero tuvo su candidatura prohibida y fue impedido hasta de ser entrevistado.

Bolsonaro contó con el fuerte apoyo del empresariado, incluso con la financiación ilegal de su multimillonaria campaña de mentiras en el Whatsapp, es el político de las clases dominantes, que prometió implantar la agenda de los banqueros, los terratenientes, las multinacionales y la Casa Blanca. Es elocuente el hecho de haber prestado juramento a la bandera de EEUU y jurado lealtad a Donald Trump en Miami. Él quiere profundizar la obra de restauración neoliberal iniciada por Temer.

En el plano económico agita con la radicalización de la política fiscal, preservando el congelamiento de los gastos y procurando poner a cero el déficit público primario, que este año debe quedar en torno a R $ 150 mil millones. Esto significa recortes aún mayores en las inversiones en salud, educación, vivienda e infraestructura, además de arrojo para el funcionalismo. Anuncia nuevas privatizaciones, una reforma de la Previsión igual o peor que la propuesta por Temer, así como una nueva cartera de trabajo sin las garantías de la CLT (Consolidación de las Leyes Laborales), con los términos del contrato siendo negociados directamente entre patrón y empleado.

En el plano político es una temeridad mayor. El presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que el presidente de la República, José Luis Rodríguez, Es una obvia amenaza a la democracia.

La clase obrera y el movimiento sindical deben organizar desde ahora la resistencia y, al mismo tiempo, trabajar por la construcción del más amplio frente democrático para luchar contra el arbitrio, defender la jubilación, la CLT y el SUS, la soberanía, la libertad, desarrollo nacional.

São Paulo, 29 de octubre de 2018 ADILSON ARAUJO, presidente de la CTB

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page