Uruguay – Jorge Bermúdez (PIT-CNT / FUS): “No nos quedaremos de brazos cruzados”

Todavía resuenan sus palabras en el acto de ayer del PIT-CNT hablándole duro al gobierno. El secretario general de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) Jorge Bermúdez, fue uno de los oradores que marcó la cancha en el actual escenario de negociación colectiva y a pocas horas del ingreso de la Rendición de Cuentas al Parlamento. En diálogo con el Portal del PIT-CNT, esta mañana Bermúdez reconoció que mucha gente le ha hablado de su discurso de ayer y los planteamientos que realizó en nombre de los trabajadores.

Ahora, de cara a la Rendición de Cuentas, explicó que –si es necesario- los trabajadores de la salud están dispuestos a ir a un conflicto largo y que cada uno tendrá que asumir su responsabilidad. Volvió a plantear la disyuntiva que tendrá que dirimir el gobierno: “si opta por el pueblo y la gente que quiere que la salud no sea una mercancía o por los empresarios” que lucran con la salud.

Sorpresa

Los trabajadores de la salud privada fueron convocados por el Ministerio de Trabajo (MTSS) hace 48 horas para dar inicio a la ronda de Consejos de Salario para analizar propuestas teniendo en cuenta que el convenio actual tiene vigencia hasta el 30 de junio de 2018. “Fuimos con nuestra plataforma y nos encontramos con la sorpresa que el Poder Ejecutivo no tenía ninguna propuesta para hacer”. Más allá de la incomodidad de la situación, Bermúdez explicó que le pareció “una incongruencia importante del gobierno; estoy acostumbrado a patronales que escondan la lecha pero no estoy acostumbrado a que el gobierno del FA, en un sector tan delicado para la sociedad como éste, con unos 50 mil trabajadores privados entre médicos y no médicos, en relación a la atención sanitaria de un millón 300 mil afiliados, nos pareció sin sentido que el Ministerio de Economía (MEF) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) digan que no tienen propuestas”.

Marcha paro parcial junio 2018

Empresas

El secretario general de la FUS explicó al Portal que la delegación de los trabajadores escuchó atentamente lo que tenían que decir las empresas del sector. “Escuchamos a las empresas llorar lágrimas de cocodrilo, como se dice comúnmente, diciendo que están en crisis”. Para Bermúdez son planteamientos conocidos por los trabajadores “y cada vez que nos hablan de crisis, aprovecho nuestras recorridas por el interior y veo los estacionamientos donde guardan sus autos y veo que las camionetas de los empresarios cada año son más grandes y más altas, o vemos que ahora sus viajes al Caribe y a Europa son dos y tres veces al año, y (algunos) hasta tienen propiedades en el exterior; uno ve que hay salarios de más de un millón de pesos por mes, en definitiva, son un sector que cada día se enriquece más y cada día se opone más a la reforma del sistema de salud. Y por el otro lado, tenemos el Poder Ejecutivo que debería comprender quiénes son sus aliados, los que han levantado la reforma y realizado propuestas”. Bermúdez dijo que los trabajadores ven con preocupación que todos estos elementos, para el Poder Ejecutivo sean “un detalle” y no se tengan en consideración en las negociaciones de los Consejos de Salario “y por el contrario, vengan sin propuestas” enfatizó. “¿Qué dirían si los trabajadores fuéramos sin propuestas?” se preguntó. “Un gobierno que tiene tanta preocupación por el grado inversor, y que nos habla de tener tanta prudencia con las cuentas fiscales, resulta que va sin propuestas a una negociación de los Consejos de Salarios, de un sector con las características mencionadas. Por tanto, les dijimos que nos citen cuando tengan algo” sostuvo.

Coyuntura

“Estamos preparándonos para un conflicto largo. No nos preocupa que este convenio se solucione en quince días, pero si el gobierno está dispuesto a jugar con este tema, si está dispuesto a no tocar los intereses de la corporación médica empresarial, si el gobierno en lugar de apoyarse en los sectores de los cambios opta por no tocar los intereses de los poderosos que lucran con la salud de la gente entonces iremos a un conflicto de larga duración. Y si los compañeros de la salud pública están dispuestos a ir a una huelga, tal vez nosotros iremos a un conflicto así, y a nosotros no nos gusta decir por decir algunas cosas”. Bermúdez recordó que a once años de la aprobación del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), “el gobierno dijo el año pasado –algo que nunca creímos- que iba a una segunda generación de reformas, y hay que decir que no fue a ninguna segunda generación de reformas”. En materia de la salud “no se ha concretado por falta de voluntad política por parte del gobierno del FA y del MSP” subrayó.

Bermúdez aseguró que el conflicto que se avecina tendrá un elemento basado en los reclamos salariales pero también “será un conflicto para que de una vez por todas el gobierno defina si opta por el pueblo y la gente que quiere que la salud no sea una mercancía o por los empresarios, y si elige por los empresarios entonces que pague el costo político. Y que con su prudencia fiscal y grado inversor vaya a golpear la puerta de la gente el año que viene en las elecciones nacionales. Por nuestra parte esperaremos la convocatoria del Poder Ejecutivo (para una nueva instancia de negociación) pero no nos quedaremos esperando de brazos cruzados”.

 

Fuente: Portal PIT-CNT

 

 

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page